sábado, 13 de noviembre de 2010

CARTA ENCÍCLICA PACEM IN TERRIS (11 de Abril/1963)



La presente carta hace una profunda reflexión sobre las condiciones que han de imperar para que haya una verdadera paz en el mundo. Nos hace ver la común pertenencia a la familia humana y nos ilumina respecto a la aspiración de las gentes de todos los lugares de la tierra a vivir en seguridad, justicia y esperanza ante el futuro.

El papa Juan XXIII insiste que la paz no se logra infundiendo temor, miedo ni equipándose con armas (carrera armamentista, década del 60), con esto solo se logra que entre los pueblos hay egoísmo, odio, división, etc. Por lo cual plantea cuatro principios fundamentales para alcanzar la paz:
· La Verdad: Fundamento de la justicia.
· La Justicia: Marco de la Paz;
· El Amor: Motor de la Paz;
· La Libertad: Clima de la Paz. La Paz construida sobre el fundamento de la Verdad.

La presente encíclica tiene bien en claro el de defender a la persona, el bien común y la inclusión social de todos los hombres, además no solo fue escrita por lo que pasaba en esos tiempos (década del 50, 60), sino que tiene tanta vigencia en nuestros días que por ejemplo solo con observar nuestra realidad que vivimos tanto a nivel nacional y mundial.

En otro aspecto, critica una globalización acompañada de un capitalismo salvaje, ya que satisface los interese de pocos, que a su vez imponen un modelo de vida, en los cuales son muy pocos lo que entran a dicho sistema y no da solución a los que quedan excluidos. Dicho sistema no respeta los valores fundamentales del hombre ya que el mismo es una variable más de modelo. Por lo cual todas las naciones tienen igual dignidad y derecho a un desarrollo propio.

De esta misma manera invita no solo a los creyentes, sino a todos los hombres de buena voluntad a tomar acciones cristianas en donde se construyan valores que promuevan los derechos y los deberes para conseguir una vida digna y una paz mundial.

http://www.corazones.org/doc/pacen_in_terris.ht

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada